martes, 10 de julio de 2018

UNA NUEVA VISION DEL TURISMO



Peru en su mejor momento asume retos importantes, el Turismo una actividad que emerge como una posibilidad de desarrollo juega un rol trascendental, sin embargo es tambien un momento para re orientar su curso y conseguir mayo competitividad...


UNA NUEVA VISION DEL TURISMO.
Tito Alarcón R.

Para nadie es un secreto que las actividades terciarias (de servicios) vienen marcando el paso de la economía de los países. El Turismo es una actividad muy interesante, suigeneris, además de sensible. No solo contribuye con generar ingresos (divisas) también promueve la inversión, por ende, oportunidades de trabajo lo cual se traduce en calidad de vida de sus pobladores.

Por supuesto, todo esto es bueno, es una cadena de valor ideal para un destino, sin embargo, lo que realmente preocupa es que el análisis sobre el fenómeno turístico se reduce a muchas propuestas, planes, sugerencias, estudios gaseosos y tibias soluciones por parte de quienes tienen la responsabilidad de gestionarlo.

Para quienes estamos inmersos dentro de la industria de los viajes, hemos sido testigos que muchos gobiernos no le han prestado la atención debida y su acción se ha reducido a simples paliativos y decisiones a medias, cuando el escenario exigía impulsar esta actividad en términos serios, con políticas ciertas, aterrizadas de acuerdo a nuestra realidad.

El tema del liderazgo siempre ha sido un paradigma para alcanzar los objetivos.
Creemos que es imprescindible dar un paso adelante con imaginación, rapidez, decisión e inmediatez, cuando se tienen que poner en marcha medidas que nos permitan lograr un liderazgo en el sector de manera sostenible para asegurar su vigencia en el tiempo.
PERU con todas sus fortalezas, bondades, recursos y el brillo de un destino potente con maravillas por doquier, cultura viva ,historia, misticismo y también gastronomía, aun le cuesta posicionarse en las ligas mayores, no estamos al nivel y la talla para competir con países vecinos quienes paradójicamente tienen mas demanda a pesar de su limitada oferta.

Es hora que el Turismo, por su importancia y relevancia social económica, así como por su gran transversalidad, que beneficia a tantos sectores y sobre todo crea “Marca Destino” , se convierta en  «una cuestión de Estado», de interés estratégico, y juegue un papel preponderante en el desarrollo del país, por tanto amerita urgentemente plantearnos algunos objetivos de manera inmediata:

Siempre ha sido motivo de debate identificar el margen de contribución de esta actividad en términos estadísticos, tema que es necesario para comprender mejor la verdadera dimensión en la que nos movemos y cuanto aporta el turismo en diferentes sectores. Nos referimos a una cuenta satéliteque es fundamental como herramienta para medir la incidencia en la economía del destino.
Las Naciones unidas en marzo del 2000, plantearon algunas consideraciones sobre el particular, una cuenta satélite es una noción desarrollada para medir las dimensiones de los sectores económicos y el turismo, es una amalgama de industrias que involucran el transporte, el alojamiento, los servicios de alimentación, así como las actividades recreativas y el entretenimiento. Es necesario contar con un instrumento para medir esos bienes y servicios en el país.

Si bien es cierto se tiene un PENTUR (Plan Estratégicode Turismo) como una matriz o una hoja de ruta para enrumbar los destinos del turismo, sin embargo, su lentitud para que salga a la luz es preocupante. Son muchos los gobiernos que han tenido en sus manos este documento, pero es parte de esa letanía y ritual burocrático que no permite consensuarlo y concluirlo por el bien del turismo y el país.

Hacerle frente a la improvisación y abolir definitivamente la informalidadque representa un síntoma de una falaz economía sumergida, que no solo pone en riesgo la imagen país, deterioro de los precios, los altos márgenes de siniestralidad en el índice de denuncias por maltrato, incumplimiento, pésima calidad de servicios y hasta muertes, sin olvidarnos la evasión de impuestos casi institucionalizada.
Sin duda es un escenario complejo que amerita ponerle atención y efectuar los correctivos que demanda.
La pregunta de rigor que aflora sin tapujos ¿Cómo es posible que los políticos hablen de la importancia del turismo para, al mismo tiempo, ponerse de espaldas a las necesarias, justas y perentorias medidas que demanda la industria de viajes en el país? Es paradójico que instancias que tienen la responsabilidad de estar al frente, no promuevan leyes y contribuyan a defender la formalidad, existe una nebulosa que evita que salgan de su ostracismo casi crónico.

Un país con posibilidades de crecimiento exponencial en turismo demanda de una educaciónespecializada. Se requiere que la formación del talento humano sea sistémica, crítica y que transforme la realidad donde el profesional del turismo se desenvuelve.
El objetivo es conceptualizar las relaciones existentes entre dos disciplinas: turismo y educación superior y proponer un modelo educativo para la formación integral del talento humano desde la comprensión del turismo como un sistema.
El objetivo es formar profesionales innovadores, con pensamiento crítico, capaces de analizar al turismo desde una perspectiva integral.

Finalmente, tener presente al visitante, que representa el centro de nuestra atención un país con educación cívica y cultura debe desplegar amabilidad, consideración y respeto, una manera de abrir los brazos al turismo, por consiguiente, las puertas que nos ayudaran a crecer. 

El cambio es lo único permanente en nuestra vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario